¿A quién puede interesar?



«Un sistema está formado por partes que están interrelacionadas, de forma que cada una cumple una misión para otra. Es un conjunto de elementos en interacción dinámica, que relacionados entre sí contribuyen a un determinado objetivo. Para comprenderlo hay que ver el todo y no sólo una parte. [...] Este es el enfoque de las Constelaciones Familiares: se basa en una percepción sistémica que permite entender conductas de las personas que son difícilmente explicables a partir de sus rasgos personales (inteligencia, carácter, etc.) y que, sin embargo, pueden entenderse como respuesta a un desorden en el sistema familiar. Con el modo de pensar sistémico abordamos la realidad de forma que el individuo pierde preponderancia en favor de una observación e intervención dirigida al contexto, lo interactivo y lo relacional».
P. Bourquin


Este enfoque sistémico nos ayuda a sentirnos mejor en nuestra piel y a establecer relaciones más fáciles, adultas y fluidas. Aportan un gran impulso para cambiar lo que se puede cambiar. Suponen una toma de conciencia de lo que rechazamos en nuestro interior y muestran otra manera de percibir la realidad, con una perspectiva clarificadora. Las constelaciones familiares ofrecen al ámbito terapéutico, educativo y organizacional una serie de respuestas y soluciones a problemas de muy diversa índole. 

Pueden interesar a:
· Personas que quieran encontrar una solución a asuntos problemáticos que les causen dificultades y malestar en sus vidas: en las relaciones con la pareja, con los hijos, con la familia de origen, separaciones, duelos, adicciones, bloqueos o situaciones dolorosas que se repiten, enfermedades, problemas en las relaciones laborales, adopciones, fracaso escolar, etc.
· A profesionales de la ayuda (educadores, trabajadores sociales, pedagogos, jueces, abogados, mediadores,...) y de la salud, para tener otra comprensión de las situaciones que se les presentan cada día.
· A cualquier persona que quiera aumentar el conocimiento de sí mismo y ampliar la mirada respecto a la naturaleza sistémica de sus relaciones.

«La conciencia de grupo les concede a todos el mismo derecho a la pertenencia. [...] No conoce excepciones».
Bert Hellinger